...

Por diseñar castillos sin almenas perdí, otra vez, las llaves de mi casa.

viernes, 29 de julio de 2011

Menú invariable

¿Y qué importa... lo que poco importa?
¿Y qué más da si llega tarde...
o si no llega?
Si desayuno esperanza,
a la hora de la cena me servirán...
un plato tibio de desesperanza,
aderezado con una pizca de angustia,
sólo con intención de que entre mejor.
Y resulta que es verdad...
que todo lo que entra...sale.
Y de madrugada, acabaré vomitando
esperanzas, desesperanzas y angustias.
Despertaré con hambre, después del vacio...
y volveré a desayunar...esperanzas.
La semana es un círculo vicioso,
no deja de repetirse,
empieza un lunes, termina un domingo,
una vez..y otra..y otra..
Habré de aprender nuevas recetas,
¿qué sabor tendrá...
lo que nunca se ha probado?
Mañana domingo..me apunto a un curso de cocina...
(rápida)

2 comentarios:

  1. Como los estados anímicos...hay algunos crudos...y otros buenos..

    ResponderEliminar