...

Por diseñar castillos sin almenas perdí, otra vez, las llaves de mi casa.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Sé muy bien como empezó...
No muy bien como acabó...
Duró lo que dura una canción
de esas que hacen que el tiempo se dilate
de esas que filtran los sentidos

Sé que piensas en una canción,
también yo lo hago...
Puede que no bailemos
porque llevas otro ritmo,
quise sacarte y me pisate.

No eres valiente,
yo tampoco lo fui.
Puede que estemos cayendo
por distintas cornisas,
con distinta gravedad.
Puede.
Pero caemos.

Y bajas el volumen...
la canción acabó.
No habrá otro bis.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Cada cosa electrificada

Desde que vivo empapado
el aire me parece siempre frío
Cualquier ruido un portazo
cada cosa electrificada

Desde que vivo calado hasta los huesos
la ropa que cubre mis certezas
me estorba
Y las incertidumbres ante lo extraño
no me faltan

Desde que se me ha mojado el alma
tengo miedo a abrir cada mañana las ventanas
A que un día me venzan invisibles los fantasmas
A que tormentas y tormentos asusten a mis ganas

Y sin embargo
considero
Le debo unas cañas a la vida
un abrazo al destino
un polvo a la suerte
Y a la jodida tristeza
una fiesta de despedida.

          -Antonio García-

martes, 5 de septiembre de 2017

Miedo

Miedo de ver una patrulla policial detenerse frente a la casa.
Miedo de quedarme dormido durante la noche.
Miedo de no poder dormir.
Miedo de que el pasado regrese.
Miedo de que el presente tome vuelo.
Miedo del teléfono que suena en el silencio de la noche muerta.
Miedo a las tormentas eléctricas.
Miedo de la mujer de servicio que tiene una cicatriz en la mejilla.
Miedo a los perros aunque me digan que no muerden.
¡Miedo a la ansiedad!
Miedo a tener que identificar el cuerpo de un amigo muerto.
Miedo de quedarme sin dinero.
Miedo de tener mucho, aunque sea difícil de creer.
Miedo a los perfiles psicológicos.
Miedo a llegar tarde y de llegar antes que cualquiera.
Miedo a ver la escritura de mis hijos en la cubierta de un sobre.
Miedo a verlos morir antes que yo, y me sienta culpable.
Miedo a tener que vivir con mi madre durante su vejez, y la mía.
Miedo a la confusión.
Miedo a que este día termine con una nota triste.
Miedo a despertarme y ver que te has ido.
Miedo a no amar y miedo a no amar demasiado.
Miedo a que lo que ame sea letal para aquellos que amo.
Miedo a la muerte.
Miedo a vivir demasiado tiempo.
Miedo a la muerte.
Ya dije eso.

-Raymond Carver

miércoles, 9 de agosto de 2017