...

Por diseñar castillos sin almenas perdí, otra vez, las llaves de mi casa.

domingo, 15 de noviembre de 2009

Destrozando poesía cantada

Es mentira que sepa lo que quiero,
es mentira que no tenga ambiciones,
es mentira que sepan a vinagre
los besos sin amor.
Para mentiras las de la realidad,
promete todo pero nada te da,
yo nunca te mentí
más que por verte reir.
Es mentira que no tenga enemigos,
es mentira que no tenga razón;
es mentira que acepte que el ombligo
del mundo no soy yo.
Pídele cuentas a la pura verdad
que no se pringa, que no tiene piedad;
yo sólo me colgué
medallas que no gané.
----------------------------------------------------
Hubo tanto ruido
que al final llegó el final.
Descubrieron que los besos no sabían a nada
hubo una epidemia de tristeza en la ciudad.
Se borraron las pisadas,
se apagaron los latidos
y con tanto ruido
no se oyó el ruido del mar.
----------------------------------------------------
Después de tanto tiempo al fin te has ido
y en vez de lamentarme he decidido
tomármelo con calma.
De par en par he abierto los balcones,
he sacudido el polvo a todos los rincones
de mi alma.
Me he dicho que la vida no es un valle
de lágrimas...y he salido a la calle.
He vuelto a tropezar con el pasado,
y he decidido, en el bar de mis pecados,
otra copa de ron.
----------------------------------------------------

1 comentario:

  1. El valiente muere una vez; el cobarde, mil.

    DonJosé

    ResponderEliminar